semidetached semidetached
*

Desconectado ardid

  • 66
  • 2
Fragmentos de libros que os hayan impactado
« en: Mié, 10 de Ene del 2007, a las 21:57:18 »
Una copia un tanto descarada de los trozos de canciones, sí, pero por qué no? Yo suelo apuntar las frases que me llaman la atención por algo...

Ejemplos:

"también era la más solitaria y la más triste. Era el genio de la melancolía; se sumergía en ella, separando sus numerosos hilos y apreciando sus sutiles enredos. Era un prisma a través del cual la tristeza se dividía en su espectro infinito"

De "todo está iluminado", de Jonathan Safran Foer (la peli tampoco está mal)

"I am kind of paranoid in reverse. I suspect people of plotting to make me happy", escrita por Salinger

Y aunque no es un párrafo, es una poesía de Bukowski (del que recomiendo las novelas)

"There is enough treachery, hatred violence absurdity in the average
human being to supply any given army on any given day

and the best at murder are those who preach against it
and the best at hate are those who preach love
and the best at war finally are those who preach peace

those who preach god, need god
those who preach peace do not have peace
those who preach peace do not have love

beware the preachers
beware the knowers
beware those who are always reading books
beware those who either detest poverty
or are proud of it
beware those quick to praise
for they need praise in return
beware those who are quick to censor
they are afraid of what they do not know
beware those who seek constant crowds for
they are nothing alone
beware the average man the average woman
beware their love, their love is average
seeks average

but there is genius in their hatred
there is enough genius in their hatred to kill you
to kill anybody
not wanting solitude
not understanding solitude
they will attempt to destroy anything
that differs from their own
not being able to create art
they will not understand art
they will consider their failure as creators
only as a failure of the world
not being able to love fully
they will believe your love incomplete
and then they will hate you
and their hatred will be perfect

like a shining diamond
like a knife
like a mountain
like a tiger
like hemlock

their finest art
"


The genius of the crowd, que me dejó KO al leerla por primera vez...

*

Desconectado Sweet

  • 0
  • 20
Re: Fragmentos de libros que os hayan impactado
« Respuesta #1 en: Mié, 10 de Ene del 2007, a las 22:36:33 »
a bote pronto se me ha venido a la cabeza un cacho del comic de johnny the homicidal maniac.. a ver si lo puedo escanear un dia de estos que ahora me da pereza, el cacho en cuestion es (y en colorines que queda mas molon):

what else is there to do? it's so incredible lovely out and it's not as if anyone is gonna drop by, though, on nights like this, I wish somebody would. I really don't want to be alone right now... fuck

another one of these nights

well, this time I'll make sure that there aren't anymore!!

no more dreaming for real friends! no more stars for me to be alone under !! no more !! I'm blowing through that lid !!

I'm going over the stars


continua un pelin mas.. pero es que me canse xD

*

Desconectado Penny Lane

  • Propiedad de un chaval bonico del tó 07
  • 1804
  • 22
  • The Zetas fill my blue Glaswegian skies
Re: Fragmentos de libros que os hayan impactado
« Respuesta #2 en: Dom, 14 de Ene del 2007, a las 23:51:47 »
Un capitulo de Sentido y Sensibilidad que me encanta, y que en la peli esta bastante bien adaptado. Es un poco larguete pero vale la pena, encierra toda la hipocresia de la clase alta...que es de lo que van todos estos libros.
(No me hago responsable de la traducción, si quereis lo pongo en ingles  :blush:)


La señora de John Dashwood se instaló como dueña y señora de Norland, y su suegra y
cuñadas descendieron a la categoría de visitantes. En tanto tales, sin embargo, las trataba
con tranquila urbanidad, y su marido con tanta bondad como le era posible sentir hacia
cualquiera más allá de sí mismo, su esposa e hijo. Realmente les insistió, con alguna tenacidad,
para que consideraran Norland como su hogar; y dado que ningún proyecto le
parecía tan conveniente a la señora Dashwood como permanecer allí hasta acomodarse en
una casa de la vecindad, aceptó su invitación.

Quedarse en un lugar donde todo le recordaba antiguos deleites, era exactamente lo que
sentaba a su mente. En los buenos tiempos, nadie tenía un temperamento más alegre que
el de ella o poseía en mayor grado esa optimista expectativa de felicidad que es la
felicidad misma. Pero también en la pena se dejaba llevar por la fantasía, y se hacía tan
inaccesible al consuelo como en el placer estaba más allá de toda moderación.
La señora de John Dashwood no aprobaba en absoluto lo que su esposo se proponía
hacer por sus hermanas. Disminuir en tres mil libras la fortuna de su querido muchachito
significaría empobrecerlo de la manera más atroz. Le imploró pensarlo mejor. ¿Cómo
podría justificarse ante sí mismo si privara a su hijo, su único hijo, de tan enorme suma?

¿Y qué derecho podían tener las señoritas Dashwood, que eran sólo sus medias hermanas
-lo que para ella significaba que no eran realmente parientes-, a exigir de su generosidad
una cantidad tan grande? Era bien sabido que no se podía esperar ninguna clase de afecto
entre los hijos de distintos matrimonios de un hombre; y, ¿por qué habían de arruinarse,
él y su pobrecito Harry, regalándoles a sus medias hermanas todo su dinero?

-Fue la última petición de mi padre -respondió su esposo-, que yo ayudara a su viuda y
a sus hijas.

-Me atrevería a decir que no sabía de qué estaba hablando; diez a uno a que le estaba
fallando la cabeza en ese momento. Si hubiera estado en sus cabales no podría habérsele
ocurrido pedirte algo así, que despojaras a tu propio hijo de la mitad de tu fortuna.

-Mi querida Fanny, él no estipuló ninguna cantidad en particular; tan sólo me pidió, en
términos generales, que las apoyara e hiciera de su situación algo más desahogada de lo
que estaba en sus manos hacer. Quizá habría sido mejor que dejara todo a mi criterio.
Difícilmente habría podido suponer que yo las abandonaría a su suerte. Pero como él
quiso que se lo prometiera, no pude menos que hacerlo. Al menos, fue lo que pensé en
ese momento. Existió, así, la promesa, y debe ser cumplida. Algo hay que hacer por ellas
cuando dejen Norland y se establezcan en un nuevo hogar.

-Está bien, entonces, hay que hacer algo por ellas; pero ese algo no necesita ser tres mil
libras. Ten en cuenta -agregó- que cuando uno se desprende del dinero, nunca más lo
recupera. Tus hermanas se casarán, y se habrá ido para siempre. Si siquiera algún día se
lo pudieran devolver a nuestro pobre hijito...

-Pero, por supuesto -dijo su esposo con gran seriedad-, eso cambiaría todo. Puede llegar
un momento en que Harry lamente haberse separado de una suma tan grande. Si, por
ejemplo, llegara a tener una familia numerosa, sería un muy conveniente suplemento a
sus rentas.

-De todas maneras lo sería.

-Quizá, entonces, sería mejor para todos si se disminuyera la cantidad a la mitad.
Quinientas libras significarían un portentoso incremento en sus fortunas.

-¡Ah, más allá de todo lo que pudiera imaginarse! ¡Qué persona en el mundo haría
siquiera la mitad por sus hermanas, incluso si fuesen verdaderas hermanas! Y en este
caso... ¡sólo medias hermanas! Pero, ¡tienes un espíritu tan generoso!

-No querría hacer nada mezquino -respondió él-. En estas ocasiones, uno preferiría
hacer demasiado antes que muy poco. Al menos, nadie puede pensar que no he hecho
suficiente por ellas; incluso ellas mismas, difícilmente pueden esperar más.

-Imposible saber qué podrían esperar ellas -dijo la señora-, pero no nos corresponde
pensar en sus expectativas. El punto es qué puedes permitirte hacer.

-Indudablemente, y creo que puedo permitirme darle quinientas libras a cada una. Tal
como están las cosas, sin que yo agregue nada, cada una tendrá más de tres mil libras a la
muerte de su madre: una fortuna muy satisfactoria para cualquier mujer joven.

-Claro que lo es; y, en verdad, se me ocurre que quizá no quieran ninguna suma
adicional. Tendrán diez mil libras entre las tres. Si se casan, seguramente harán un buen
matrimonio; y si no lo hacen, pueden vivir juntas de manera muy holgada con los
intereses de las diez mil libras.

-Absolutamente cierto, y, por lo tanto, no sé si, considerándolo todo, no sería más
aconsejable hacer algo por su madre mientras viva, antes que por ellas; algo como una
pensión anual, quiero decir. Mis hermanas percibirían los beneficios tanto como ella.

Cien libras al año las mantendrían en una perfecta holgura.
Su esposa dudó un tanto, sin embargo, en dar su aprobación a este plan.

-De todas maneras dijo-, es mejor que separarse de quinientas libras de una vez. Pero si
la señora Dashwood vive quince años más, eso se va a transformar en un abuso.

-¡Quince años! Mi querida Fanny, su vida no puede valer ni la mitad de tal cantidad.

-Por supuesto que no; pero, si te fijas, la gente siempre vive eternamente cuando hay
una pensión de por medio; y ella es muy fuerte y saludable, y apenas ha cumplido los
cuarenta. Una pensión anual es asunto muy serio; se repite año tras año y no hay forma de
librarse de ella. Uno no se da cuenta de lo que hace. Yo sí he conocido bastante los
problemas que acarrean las pensiones anuales, porque mi madre se encontraba maniatada
por la obligación de pagarlas a tres antiguos sirvientes jubilados, según mi padre lo había
establecido en su testamento. Es increíble cuán desagradable lo encontraba. Dos veces al
año había que pagar estas pensiones; y, además, estaba el problema de hacérsela llegar a
cada uno; luego se dijo que uno de ellos había muerto, y después resultó que no había tal.
A mi madre le enfermaba todo el asunto. Sus entradas no eran de ella, decía, con estas
perpetuas demandas; y había sido muy poco considerado de parte de mi padre, porque, de
otra forma, el dinero habría estado por completo a disposición de mi madre, sin
restricción alguna. De allí me ha venido tal aborrecimiento a las pensiones, que estoy
segura de que por nada del mundo me ataré al pago de una.

-En verdad es desagradable -replicó el señor Dashwood- que cada año se escurra de esa
forma parte del ingreso de uno. Los bienes con que uno cuenta, como tan justamente dice
tu madre, no son de uno. Estar obligado a pagar regularmente una suma como ésa en
fechas fijas, no es para nada deseable: lo priva a uno de su independencia.

-Indudablemente; y, después de todo, nadie te lo agradece. Sienten que están
asegurados, no haces más de lo que se espera de ti y ello no despierta ninguna gratitud. Si
estuviera en tu lugar, para cualquier cosa que hiciera me guiaría por mi solo criterio. No
me comprometería a darles nada todos los años. Algunos años puede ser muy inconveniente
desprenderse de cien, o incluso de cincuenta libras, sacándolas de nuestros
propios gastos.

-Creo que tienes razón, mi amor; será mejor que no haya ninguna renta anual en este
caso; lo que sea que les pueda dar ocasionalmente será de mucho mayor ayuda que una
asignación anual, porque si se sintieran seguras de un ingreso mayor sólo elevarían su
estilo de vida, y con ello no serían un penique más ricas al final del año. De todas
maneras, será lo mejor. Un regalo de cincuenta libras de vez en cuando impedirá que se
aflijan por asuntos de dinero, y pienso que saldará ampliamente la promesa hecha a mi
padre.

-Por supuesto que lo hará. A decir verdad, estoy íntimamente convencida de que la idea
de tu padre no era en absoluto que les dieras dinero. Me atrevo a decir que la ayuda en
que pensaba era lo que razonablemente podría esperarse de ti; por ejemplo, cosas como
buscar una casa pequeña y cómoda para ellas, ayudarlas a trasladar sus enseres, enviarles
algún presente de pesca y caza, o algo así, siempre que sea la temporada. Apostaría mi
vida a que no estaba pensando en más que eso; en verdad, sería bastante raro e
improcedente si hubiera pretendido otra cosa. Si no, piensa, mi querido señor Dashwood,
cuán holgadas pueden vivir tu madre y sus hijas con los intereses de siete mil libras,
además de las mil libras de cada una de las niñas, que les aportan cincuenta libras anuales
por persona; y, por supuesto, de allí le pagarán a su madre por su alojamiento. Entre todas
juntarán quinientas libras anuales, y ¿se te ocurre para qué van a querer más cuatro
mujeres? ¡Les saldrá tan barato vivir! El mantenimiento de la casa será una nada. No
tendrán carruajes ni caballos, y casi ningún sirviente; no recibirán visitas, ¡y qué gastos
van a tener! ¡Tan sólo piensa en lo bien que van a estar! ¡Quinientas anuales! No puedo
ni imaginar cómo gastarán siquiera la mitad; y en cuanto a que les des más, es harto
absurdo pensarlo. Estarán en mucho mejores condiciones de darte a ti algo.

-A fe mía -dijo el señor Dashwood-, creo que tienes toda la razón. De todas maneras,
con su petición mi padre no puede haber querido decir sino lo que tú señalas. Me parece
muy claro ahora, y cumpliré estrictamente mi compromiso con algunas ayudas y
gentilezas como las que has descrito. Cuando mi madre se traslade a otra casa, me pondré
a su servicio en todo lo que me sea posible para acomodarla. Quizá en ese momento también
sea adecuado hacerle un pequeño obsequio, como algún mueble.

-Por supuesto -replicó la señora Dashwood-. Pero, no obstante, hay una cosa que debe
tenerse en cuenta. Cuando tu padre y madre se trasladaron a Norland, aunque vendieron
el mobiliario de Stanhill, guardaron toda la vajilla, cubiertos y mantelería, que ahora han
quedado para tu madre. Y así, apenas se cambien tendrán su casa casi completamente
equipada.

-Indudablemente, ésa es una reflexión de la mayor importancia. ¡Un legado valioso,
claro que sí! Y parte de la platería habría sido aquí una muy grata adición a la nuestra.

-Sí; y la vajilla para el desayuno es doblemente hermosa que la de esta casa. Demasiado
hermosa, a mi juicio, para los lugares en que ellas pueden permitirse vivir. Pero, de
cualquier modo, así es la cosa. Tu padre sólo pensó en ellas. Y debo decir esto: no le
debes a él ninguna gratitud en especial, ni estás obligado con sus deseos, porque bien
sabemos que, si hubiera podido, les habría dejado casi todo lo que poseía en el mundo a
ellas.

Este argumento fue irresistible. En él encontró John Dashwood toda la fuerza que antes
le había faltado para llevar a cabo sus propósitos; y, por último, resolvió que sería por
completo innecesario, si no totalmente inadecuado, hacer más por la viuda y las hijas de
su padre que esos gestos de buena vecindad que su propia esposa le había indicado.
Shoot the Rana

*

Desconectado ardid

  • 66
  • 2
Re: Fragmentos de libros que os hayan impactado
« Respuesta #3 en: Mié, 17 de Ene del 2007, a las 23:15:04 »
Weeeee, me molan mucho los libros de Jane Austen  ^^

Re: Fragmentos de libros que os hayan impactado
« Respuesta #4 en: Jue, 17 de May del 2007, a las 19:46:38 »
la vida es dura y despues te mueres  :muerto
           de La sociedad de los otros de stephen hopkins , tiene un rollito el guardian entre el centeno
                    pero con abenturas, la frase viene a resumir el paradigma de la vida segun un filosofo
                              muy importante ke aparece en el libro

Re: Fragmentos de libros que os hayan impactado
« Respuesta #5 en: Vie, 18 de May del 2007, a las 22:07:06 »
sientate a mi lado y deja que erosione tu suabidad con mi dureza
           lo ke mas me gusto de las olas, esta frase me encanta pero ke pensaria una
                     tia si se la digo???
 :nasa

*

Desconectado Darko

  • 392
  • 5
Re: Fragmentos de libros que os hayan impactado
« Respuesta #6 en: Vie, 18 de May del 2007, a las 22:38:22 »
A mi algunos fragmentos de violencia de Los Pilares de la Tierra son de los que mas me han impactado.

*

Desconectado chesabj

  • 51
  • 0
Re: Fragmentos de libros que os hayan impactado
« Respuesta #7 en: Jue, 02 de Oct del 2008, a las 20:50:46 »
De "Expiación", una novela genial

—Ha entrado alguien.
Él abrió los ojos. Era una biblioteca, en el interior de una casa en silencio absoluto. Llevaba puesto su mejor traje. Sí, recordó todo con relativa fluidez. Hizo un esfuerzo para mirar por encima del hombro y sólo vio el escritorio débilmente iluminado, donde estaba antes, como si lo recordase de un sueño. Desde el rincón donde estaban no se veía la puerta. Pero no se oía nada, ni el menor sonido. Ella estaba equivocada, ansiaba que ella se hubiese equivocado, y en realidad así era. Se volvió hacia ella y se disponía a decírselo cuando ella le apretó más fuerte el brazo y él volvió a mirar atrás. Briony entró lentamente en el campo de visión de la pareja, se detuvo junto al escritorio y les vio. Se les quedó mirando estúpidamente, con los brazos caídos a los costados, como un pistolero en un duelo del Oeste. En aquel instante de repliegue él descubrió que hasta entonces nunca había odiado a nadie. Era un sentimiento tan puro como el amor, pero desapasionado y glacialmente racional. No había nada personal en ello, porque habría odiado igual a quienquiera que entrase. Había bebidas en el salón o en la terraza, y era donde se suponía que Briony debía estar, con su madre, y el hermano al que adoraba, y sus primos pequeños. No había razón alguna para que estuviese en la biblioteca, excepto encontrarle y denegarle lo que le pertenecía. Vio con claridad lo que había ocurrido: había abierto una carta cerrada para leer su nota, que la había asqueado, y a su oscura manera se sintió traicionada. Había ido en busca de su hermana, sin duda con la jubilosa intención de protegerla o de amonestarla, y había oído un ruido desde el otro lado de la puerta de la biblioteca. Impelida por la profundidad de su ignorancia, de imaginaciones tontas y de su rectitud de niña, había entrado a imponer un alto. Y apenas tuvo que hacerlo; de común acuerdo, ellos se habían separado y se habían vuelto, y ahora se adecentaban discretamente la ropa. Todo había acabado.

*

Desconectado Harley Quinn

  • 1383
  • 8
  • let there be light
Re: Fragmentos de libros que os hayan impactado
« Respuesta #8 en: Lun, 06 de Oct del 2008, a las 20:20:19 »
Yo de cabeza ahora solo me acuerdo de una frase que decía "hasta las sociedades más primitivas sienten un innato respeto por los locos" xD de La ley de la calle (o Rumble Fish)

Y si encuentro un parrafo que me llamó mucho la atencion de Martes con mi viejo profesor, lo subiré... Ese libro es precioso.

Por ahí arriba he leido algo de Jane Austen, todo el mundo dice que es una pasada... y no me he leído nada de ella, ¡Inculta de mí! xd
abso fucking lutely

*

Desconectado _nOA-

  • 524
  • 7
  • ................o no?
Re: Fragmentos de libros que os hayan impactado
« Respuesta #9 en: Mar, 07 de Oct del 2008, a las 17:04:51 »
"puede que este a punto de ahogarme en mi propia mierda, pero siento que es el unico sitio donde soy capaz de encontrarte, de encontrarme y encontrar todo lo demas. Necesito tocar fondo para poder salir hacia arriba con fuerza"
de "valiums para desayunar"...no es el tipico libro de una depresiva, ahí esta el encanto. :bow

 o                             M                     F                      G  blanco y en botella....piña colada.

*

Desconectado mer

  • Encantadora de museros'11
  • 1352
  • 46
  • the sound of my soul
Re: Fragmentos de libros que os hayan impactado
« Respuesta #10 en: Jue, 11 de Mar del 2010, a las 05:32:45 »
como veo que este hilo esta abandonado, voy a hacer mi aporte....
"¿que puedo hacer, pensó Winston, contra un loco que es más inteligente que tú, que escucha pacientemente tus argumentos y que sin embargo persiste en su locura?...."

o esta...
" La mejor forma de ocultar un secreto es ante todo ocultárselo a uno mismo"

adivinan de donde son?
 
Spoiler: mostrar
1984


*

Desconectado Maryah

  • 1204
  • 9
  • Nanai de la chimbamba
Re: Fragmentos de libros que os hayan impactado
« Respuesta #11 en: Jue, 11 de Mar del 2010, a las 16:31:41 »
Vaya, pues la verdad es que los trozos que habéis puesto están muy bien...

Yo también hago eso de cada vez que leo una novela y me gusta una frase, me pongo un post-it alargadito marcando la línea exacta en la que está la frase que me gusta ^^ Es una manía que he heredado de mi madre, desde pequeñita...

Este es de La Torre Oscura (el cuarto libro) de Stephen King.
Spoiler: mostrar
¿Y qué otra cosa podría haber hecho sino odiarlos? Se le había roto el corazón. Y ahora, al cabo de tantos años, le parecía que el hecho más horrible de la existencia humana era que los corazones rotos acababan sanando...


Y estos dos son de La Historia de Lisey, de King también (sí, me encanta xD)
Spoiler: mostrar
Se cubrió los ojos con un brazo y permaneció tumbada en aquella postura durante el siguiente cuarto de hora, sollozando hasta que los ojos se le hincharon y la garganta empezó a dolerle. Nunca había imaginado que llegaría a desearlo tanto ni a echarlo tanto de menos. Aquel sentimiento constituyó un auténtico golpe para ella. Pero al mismo tiempo, y pese a que el pecho herido aun le dolía un poco, Lisey estaba convencida de que nunca se había sentido tan bien, tan contenta de estar viva o tan dispuesta a entrar en acción y hacer rodar unas cuantas cabezas...


Spoiler: mostrar
Mientras gira y gira sobre sí misma, convertida en un tornado, grita su nombre una y otra vez, grita Scott y Scott y Scott, grita de dolor, de pérdida, grita para hacer que vuelva, que vuelva por favor. Nada de "todo sigue igual" nada es igual sin él, le odia, le echa de menos, hay un agujero enorme en ella, un viento más frio que el que soplaba en Yellowknife sopla a través de ella, el mundo está tan vacío y tan desprovisto de amor que no hay nadie en él para gritar tu nombre y traerte de vuelta a casa.
Por fin coge la pantalla del ordenador instalado en el rincón de los recuerdos, y su espalda emite un crujido de advertencia cuando lo levanta, pero a hacer puñetas su espalda, las paredes se mofan de ella, y ella está furiosa. Se da la vuelta torpemente con la pantalla en las manos y la arroja contra la pared. Se oye un golpe hueco, y de repente se hace el silencio.

No, fuera cantan los grillos.


Ya pondré más según vaya leyendo... por que en el instituto nos obligan a leer libros, y hacen que me retrase un montón en mis lecturas :(

*

Desconectado mer

  • Encantadora de museros'11
  • 1352
  • 46
  • the sound of my soul
Re: Fragmentos de libros que os hayan impactado
« Respuesta #12 en: Jue, 11 de Mar del 2010, a las 18:40:11 »
Vaya, pues la verdad es que los trozos que habéis puesto están muy bien...

Yo también hago eso de cada vez que leo una novela y me gusta una frase, me pongo un post-it alargadito marcando la línea exacta en la que está la frase que me gusta ^^ Es una manía que he heredado de mi madre, desde pequeñita...


que bien...que bueno que te gusten..yo lo que hago es escribirlos, tengo un cuaderno con un monton...me gusta asi frases cortas o parrafos cortos con mensajes elocuentes..al menos para mi...me gustan los que pusiste...

aqui va otro:
..." y la gente que vivía bajo ese mismo cielo, era muy parecida en todas partes, cientos o miles de millones de personas como aquella, personas que ignoraban mutuamente sus existencias separadas por muros de odios y mentiras",,  Gûnter Grass...El tambor de hojalata
« última modificación: Jue, 11 de Mar del 2010, a las 18:43:15 por mer »


*

Desconectado Franks.

  • 1106
  • 4
  • DRUNKS.
Re: Fragmentos de libros que os hayan impactado
« Respuesta #13 en: Jue, 11 de Mar del 2010, a las 20:34:53 »
Como me gustan estos hilos para las entradas del fotoló  :lol:

Yo podria poner tantos.. de los que he leido y de los que me han recomendado... ains  :rolleyes:

Unos cuantos!

Cuando tomo, me acuerdo de ella [...] Después, al quinto o sexto vaso, empiezo a olvidarla. Y por fin, quedo yo solo flotando en el aire con las vacas muertas y los trenes que pasan por adentro de mi cabeza. Yo la amaba y ella me amaba a mí. Pero yo la celaba y la volvía loca con mis reproches.
-¡Lo miraste! ¡Miraste a ese hombre!
-Te voy a pedir un favor para que nunca más dudes de mi amor. Arráncame los ojos.
Le hice caso. Y comprendí cuánto me quería. [...]
-¡Le tocaste! ¡Tocaste a ese desconocido!
-Otra vez dudás de mi amor. Te propongo una cosa: cortame los brazos.
¿Usted cree que después de mutilarla nuevamente me sentí mejor? Ja, ja, ja.
-Hace noches que no dormís, ¿qué te pasa?
-Tengo miedo. Miedo de que te vayas detrás de otro hombre, ¿entendés?
-No quiero que sufras. Cortame las piernas.
Lo hice y me sentí seguro. Y empecé a salir de casa todas as noches, tranquilo y confiado. Sabía que tardara lo que tardara, ella estaría esperándome.


Buscavidas, Carlos Trillo y Alberto Breccia



-Imagínate que un día me levante la tapa de los sesos. La gente dirá: "Ah, sí, Pascin, es ese tipo que se disparó una bala en el cráneo... cuando lo encontraronm tenía el cerebro eparcido por todas partes y había moscas. Y todas las galerías de Montparnasse estaban cerradas el día de su funeral". Y no sabrán que esta noche estuvo tan bien. Me gustaría que se acordaran de mí así, como de un tipo trágico. Que digan "Pascin" y piensen "El pobre". Y no sabrán que hemos sido tan felices.
-Si te pegas un tiro me sentiré mal.
-¿Ves como me quieres?
-No. Pero me acostumbro a tu enorme polla. ¿Qué haré si ya no la tengo?
-Poemas. Escribirás largos poemas sobre mi polla.


Pascin, La Java Bleue - Joann Sfar



Alguien debería pagar por aquella burla añadida a nuestra miseria; eso pensé, enojado. Me sentí tristísimo. Sólo el recuerdo de Freda, la ilusión de recuperarla, me dejaba respirar en medio de todo aquel sinsentido... ¿de que servía que por fin mis manos se hubiesen curado si ahora guardaba en el pecho aquel dolor sordo y continuo... la ausencia de lo que más quería en el mundo?


Freda, Kike Benlloch y Alberto Vázquez

*

Desconectado mer

  • Encantadora de museros'11
  • 1352
  • 46
  • the sound of my soul
Re: Fragmentos de libros que os hayan impactado
« Respuesta #14 en: Lun, 15 de Mar del 2010, a las 22:24:52 »
aqui va otra..
Spoiler: mostrar
que no quiero que muera este hilo porfavor :eek


"yo, yo vivo aterrado pensando en el día que me comprendan porque esto querrá decir que soy como ellos. Y será el fin de mi vida, porque toda la vida he querido que no me entiendan"
Ludovico de Luigi
(la ciudad de los ángeles caídos)
Spoiler: mostrar
no mattangeles ni domangeles, solo ángeles



 

TinyPortal © 2005-2012