Cómo pasaron Muse de ser unos juerguistas en Devon a llenar estadios en 10 fáciles pasos.

Cuando Muse lleven su sensacional circo de ciencia-ficción al nuevo estadio de Wembley este fin de semana, no sólo harán historia, y no sólo será el espectáculo de rock’n’roll más brillante que verás en todo el año -aunque será ambas cosas también. No, “MuseStock” triunfará por todo tipo de razones: hay un cartel rockero tan impresionante que incluye a My Chemical Romance de teloneros. Y se rumorea que habrá pantallas de video en el suelo y un espectáculo de luz tan grandioso que podría ser la primera vez que se establece contacto con la nave espacial más cercana.

Más importante aún, será la coronación de Matt Bellamy, Dom Howard y Chris Wolstenholme como la banda más grande de la Tierra, la cima de un viaje que ha visto el triunfo y la tragedia, la muerte y la destrucción, y una buena y sana cantidad de invasiones alienígenas.

Ha sido un largo camino desde sus inicios indie-grunge provincianos en Devon. Oportunamente, por primera vez con sus propias palabras, aquí está la historia de cómo Muse llegaron aquí…

1. Hace mucho tiempo, en una galaxia muy lejana…

Bueno, Teignmouth para ser exactos, un joven Matthew Bellamy se da cuenta de que es diferente…

Matt Bellamy (vocalista/guitarra): De adolescente en Teignmouth sentía que veía las cosas de modo distinto. Solía pensar, “Quizá todo el mundo lo ve así, o quizá no”. Me veía diferente, pero no actuaba diferente; eso llegó luego. En los primeros años de colegio no me llevaba muy bien con los profesores. Discutía mucho, pero tenía un montón de amigos, no me sentía excluido. Sin embargo supe que quería hacer música desde muy pequeño, y creo que eso es inusual.

Chris Wolstenholme (bajo): Conocí a Matt y a Dom unos años antes de empezar con la banda, porque íbamos al colegio juntos; iban por delante de mí en el colegio, pero les conocía de verles por el pueblo. Entonces donde vivíamos surgieron muchas bandas de la nada; de repente todo el mundo quería tocar la guitarra y estar en un grupo de rock. Yo estaba en un grupo, Matt y Dom en otro, pero el suyo estaba al borde de la autodestrucción, y el mío se estaba viniendo abajo también, así que nos juntamos.

Matt: Solíamos cachondearnos un poco de Dom, porque Dom y sus colegas tenían todos el pelo largo y llevaban estas chaquetas de ejército alemán, parecían delincuentes. Siempre me vacila porque en los primeros conciertos me ponía chaquetas tipo chandal. Iba como los raperos de los primeros 90, y todos parecían delincuentes! Durante un año más o menos hicimos unos cuantos conciertos en casas o en pequeños recintos deportivos. Era una oportunidad para juntar a unos chavales, emborracharnos, hacer el tonto y destrozar el equipo de música. Era todo lo que hacíamos. Era un caos.

En realidad Chris no sabía tocar el bajo por aquel entonces; estaba aprendiendo. Era batería, y creo que la primera vez que tocó el bajo fue una canción tristísima estilo grunge durante unas horas. Pero nos encantó eso de hacer mucho ruido, poner efectos y tocar cantidad de riffs. Fue simplemente hacer ruido durante un buen rato.

2. Empieza el camino a Wembley

Los, ejem, Rocket Babydolls tocan su primer concierto.

Chris: Nuestro primer concierto fue en febrero de 1994. No éramos Muse en realidad, sino The Rocket Babydolls. Sólo hicimos un concierto como The Rocket Babydolls. Fue en el concurso Battle of the Bands, y en marzo de 1994 fue la primera vez que tocamos como Muse. Fue un concierto raro, la verdad; la zona de la discoteca estaba al final de un pabellón deportivo, y en un rincón había un pequeño escenario. Pensábamos que íbamos a hacer un concierto con la gente mirándonos, pero no; nosotros estábamos tocando en aquel rincón y había niños de 10 años patinando en círculos, ajenos al hecho de que había una banda tocando!

3. Los años de juerga

Drogas y baile en el más profundo, oscuro Devon.

Matt: Las fiestas estaban de moda en Devon a mediados de los 90. Tocábamos en cualquier antro. Si nos hacíamos con un generador, nos metíamos en un gimnasio o cualquier otro sitio que alquiláramos. Nos juntábamos unas cuantas bandas, mucho alcohol y cantidad de gente. La movida de las raves tuvo un impacto mayor del que la gente se piensa. Cuando tenía 15 ó 16 años estaba muy metido en ese tipo de música. Iba a muchas discotecas. Era un juerguista propiamente dicho, en cuanto que consumí drogas y cosas así. Fui a sitios así unas cuantas veces, que es lo que haces cuando estás en medio de ninguna parte en Devon. Creo que el impacto de aquella música, la idea de que la música te podía sacar de allí… creo que afectó bastante a la manera en que entendemos la música. La manera en que la música intenta trascender la realidad en cierto modo. Constantemente tienes la sensación de que hay algo más, algo más fuera de lo cotidiano.

4. Muse trabajan duro

Despacio, en una Transit, pero seguro que corrieron la voz.

Dom Howard (batería): Nos sentíamos jóvenes, aunque probablemente teníamos unos 20 años. Nunca llegamos a descontrolarnos tanto como para perder la cabeza; teníamos los pies en la tierra. En aquellos momentos no pensábamos en todo lo que implicaba; se trataba de vivir al día. Y al final llenamos dos noches en el Astoria. Cada pequeño avance parecía extraordinario. Yo de verdad me sentí fuera de control en aquella época. Nos sentíamos ingenuos, casi más bien cínicos en cuanto a lo que ocurría a nuestro alrededor; creamos muchos muros de defensa, barreras defensivas al estilo Devon.

Matt: Nuestra primera gira en furgoneta estuvo bastante bien, apretujados en la parte de atrás de una furgoneta Transit, viajando por todo el Reino Unido, compartiendo habitación. En aquel momento era una mierda, pero volviendo atrás en el tiempo fue fantástico. Aquel estilo de vida fomentó nuestro gusto por la vida en carretera, nos gustaba aquéllo, viajar, conocer sitios nuevos todos los días. Puedes estar vergonzosamente borracho y haberte corrido unas juergas ofensivas, lo que quieras; al día siguiente ha pasado todo, estás en una ciudad nueva con gente nueva!

5. El monolito de Muse entra en acción

El público crece y las fiestas post-concierto se hacen cada vez más raras.

Chris: En los dos primeros conciertos que dimos en Francia -estuvimos en un festival en St. Merlot- no teníamos ni idea de qué esperar. En Devon hacíamos conciertos más grandes, pero nos incluyeron en el cartel de este festival en Francia; no habíamos estado allí antes y acabamos tocando para 10.000 personas. El impacto de aquéllo fue enorme. Volvimos con confianza renovada.

Dom: Lo de ir de gira se hizo mucho más divertido y queríamos meternos de lleno en aquel mundo de exceso y montarnos tantas fiestas como fuera posible. Fue fantástico, muy divertido. Hubo algunos momentos en que estuvimos casi al límite. Por aquella época tomábamos muchas setas, sobre todo en Europa. Pierdes el contacto con la realidad, incluso al día siguiente todavía estás un poco perdido. Sin duda se nos fue un poco la olla. Hubo momentos en que llenábamos el bus de chicas y nos echábamos unas risas.

Matt: Solíamos comprar máscaras venecianas, esas máscaras ridículas, y la idea era llevarlas puestas, que se las pusiera la gente -chicas, mayormente- y seguir a partir de ahí. Casi siempre llevábamos otras cosas puestas. Las máscaras llegaron porque nuestras primeras fiestas a menudo se convertían en una especie de sesión de autógrafos, así que las máscaras eran una manera fantástica de “esconderse”. Nos poníamos las máscaras y bebíamos lo que hubiera; si estábamos en Amsterdan tomábamos cualquier cosa que estuviera disponible, y que continuara el caos!

Dom: Fue una época divertida. Cuando estás en ese punto no te reconocen lo suficiente como para sentirte incómodo dentro de un grupo de gente para la que acabas de tocar. Implicaría mucha organización y distribuir un montón de pases para las chicas más guapas de la discoteca y llevarlas a la habitación, ponerse las máscaras venecianas y poner la música muy, muy alta. Sin duda a veces aquéllo se parecía un poco a Eyes Wide Shut. Es más fácil relajarte cuando llevas una máscara veneciana. Puedes hacer lo que quieras y no sentirte demasiado expuesto…

6. Los locos de Muse alcanzan la cima

El dvd y disco Hullabaloo respaldan a una banda que se dirige a la cumbre de su potencial.

Matt: Hacia el final de la gira de Origin of Symmetry tocamos nuestro concierto más grande en París. Sentíamos que en aquel momento estábamos haciendo nuestros mejores conciertos, y acordamos que debíamos capturarlo en imágenes. El primer álbum (Showbiz) fue un poco rollo, pero el segundo lo enfocamos con una cierta despreocupación tanto por el disco como por la gira. Sentíamos que teníamos que recordar aquéllo. Nos trajimos a uno de nuestros colegas, que acababa de perder su trabajo, y se encargó de organizar las fiestas y grabar gran parte de todo aquéllo en video. En aquel momento me parecía que nada ocurriría otra vez, salir de ti mismo y alcanzar ese momento de libertad que deseas de verdad. Creo que mucha gente se mete en bandas sin querer ser famoso o tener éxito; gran parte de todo eso va de querer liberarse de las restricciones sociales. Eso era lo que yo experimenté en aquella época.

7. Muse alcanzan la “Absolución”…

… y se hacen, simplemente, extraordinarios.

Matt: Después de Hullabaloo hicimos un par de giras por América, que fue cuando cortamos con nuestra discográfica americana. Querían que cantase sin falsetto. Fuimos a Boston a hacer un par de canciones. Fue cuando ocurrió lo del 11-S. Todo aquello entorpeció un poco el proceso de grabación. Acabamos en Irlanda y Los Ángeles haciendo Absolution. Allí fue donde se apoderó de nosotros un ambiente raro, triste. Empezó a filtrarse más pesimismo en algunas canciones, más que en Origin of Symmetry.

Dom: Absolution es mucho más conciso y no tan desquiciado como Origin of Symmetry. En aquél éramos nosotros y (el productor) John Leckie hablando de hombrecitos que viven en el centro de la Tierra. Pero trabajando con Rich Costey, que estaba más acostumbrado al rock americano, tenía un sonido muy diferente. Las ideas alocadas se resumen en lo que son los mejores elementos de la banda, porque todavía no nos apetecía hacer un disco tan tremendo como los conciertos, y ese disco lo captó.

Matt: Nos fuimos a vivir a la antigua casa de Winston Churchill en Brighton. Tenía esta vieja casa encantada en la que nos solíamos quedar, la alquilamos por seis meses y fue donde grabamos el álbum. Nos tentaba vivir juntos, pero en realidad no funcionó; andábamos siempre dispersos para ver a nuestras novias. Aquél fue nuestro último intento de pillar un sitio donde grabar y vivir juntos.

8. Glastonbury 2004

La banda toca el concierto de sus vidas, pero se tiñe de tragedia.

Matt: Glastonbury fue el primer concierto de esa envergadura en que no estuve nervioso. Siempre me pongo nervioso antes de los conciertos, pero recuerdo que les dije a Dom y a Chris, mientras íbamos hacia el escenario, “Estoy bien, ni preocupado ni nada, sé que va a salir genial”. Esa sensación es lo que realmente destaca para mí. En realidad no lo dudé ni por un momento. Normalmente antes de los conciertos, durante cinco minutos, pienso, “Creo que ya no puedo hacer esto”. Tener un sonido más potente y poder tocar a un público británico. Es lo que siempre hemos perseguido, así que estuvo bien ser aceptados por la multitud de Glastonbury. Solía ir mucho cuando era más joven, me encantaba ese festival, pero yo, Dom y Chris siempre pensamos que terminaríamos en Reading. Me siento mucho más como en casa en Glastonbury, más que en, pongamos, Donington, aunque sé que podíamos tocar en Donington también. Si quitaras el envoltorio a la banda, descubrirías que nuestro corazón está en el tipo de música que encuentras en Glastonbury, pero llevándola hacia un sonido más fuerte, más que una banda heavy que lo hace al revés.

Chris: Nadie nos veía como favoritos antes de aquéllo. Nos horrorizaba; pensábamos que no éramos lo suficientemente grandes como para tocar allí. Ser cabeza de cartel en Glastonbury, no puedes negarte. Luego, llegado el día, nos dimos cuenta de lo que estábamos haciendo. Llegamos a las cuatro de la tarde, estaba lloviendo, creo que estaba tocando James Brown y el público parecía estar borrachísimo. Luego salió Morrissey y se puso gilipollas con la gente y no fue muy bien recibido. Iba un poco de creído. Pensábamos que iba a salir fatal; Morrissey y James Brown son grandes nombres, y la gente nos ha dicho, “qué hacen siendo cabezas de cartel?”. Pero cuando salimos, tocamos el mejor concierto de nuestras vidas y el público estuvo inmenso. Fue tan extraño… Habíamos estado por todo el mundo y tocamos el mejor concierto de nuestras vidas en Somerset. Creo que la percepción que mucha gente tenía de nosotros cambió aquel día.

Matt: La muerte del padre de Dom después del concierto. Es un momento terrible para cualquiera [El padre de Dom, Bill, sufrió un colapso y murió poco después de ver a su hijo actuar en el escenario de la Pirámide]. Todo el mundo tiene que pasar por esas cosas, es una pena que ocurriera allí, pero no creo que enturbie la visión que tuviera Dom de aquel concierto. Creo que Dom estaba contento de que su padre estuviera allí, en lo que entonces fue nuestro mejor momento. Si puedes decir algo positivo, es eso. Pero obviamente el suceso fue algo confuso, oscuro, una pesadilla.

9. El cuarto álbum es una revelación

El premiado Black Holes & Revelations, para ser exactos.

Dom: Ganar el premio NME a la Mejor Banda en 2007 fue fantástico porque nunca lo habíamos ganado. Ni siquiera estuvimos allí e hicimos el discurso cuando estuvimos tocando en Taiwan. Así que, si hubiéramos ganado el premio a la mejor banda en directo, la extraña grabación que enviamos habría sido más apropiada, pero habíamos ganado tantos premios al mejor directo que parecía cómico. Tíos, dad una oportunidad a otros!

Chris: El punto culminante para mí fue ser cabeza de cartel en Reading el año pasado. Íbamos allí de chavales y creo que aquel día hacía diez años que vi tocar a Rage Against The Machine, y aquél fue uno de los mejores conciertos que he visto en mi vida! Su espectáculo encarna mi percepción de Reading desde entonces, así que estar en el mismo escenario encabezando el cartel diez años después fue una sensación muy buena. De todos los festivales de Europa, Reading es donde encontrarás a la gente más rockera. No importa qué hora del día sea; sabes que la gente se volverá loca -no lo verás en ningún otro festival.

10. Wembley 2007

Ya no se puede llegar más alto.

Dom: Va a ser enorme, es la cima. Estamos tensos. Contratarlo fue como jugar al poker, como un juego, pero lo pusimos en venta y se vendió rápidamente, así que pensamos, “Por lo menos la gente va a ir”. Dimos un paso más allá y pensamos, “Coño, por qué no? Está genial tocar en festivales, pero por qué no hacer el tuyo propio?”

Matt: Estoy empezando a entrar en la fase de calma antes de la tormenta. Hace unos meses me daba pánico. Llevamos preparándolo seis meses, pero empiezo a relajarme y a olvidarme de ello. Creo que está bien no pensar en ello durante unas semanas antes del concierto. No quiero tirarme de los pelos con la iluminación y los efectos especiales. Si no sale bien, simplemente dejaré que se desarrolle por sí solo.

Dom: He chuleado mucho por ello de puertas para adentro, pero también he estado cagado de miedo. Es una sensación extraña, porque es un evento tan grande… Y nadie más lo va a hacer, aparte de George Michael, que es como una broma! Ni siquiera sé porqué lo hace! Se han agotado las entradas? Quién sabe. A quién le importa!

Matt: Creo que vamos a tocar el repertorio más largo que hemos hecho nunca. Cubrirá la mayoría de las canciones básicas y destacará por ser la lista más completa de canciones que tocaremos jamás en nuestro setlist. Creo que en el futuro, en la siguiente fase de la gira, intentaré hacer las cosas de otra manera en el escenario. 25 canciones será lo más que llegaremos a tocar en un concierto. Definitivamente serán nuestras canciones favoritas. Después de esto haremos otros tipos de conciertos. Y entonces volveremos a los grandes conciertos y nos haremos aún más grandes!

Y qué es lo próximo?
Matt: Ni siquiera sé si vamos a hacer otro álbum. Lo que quiero decir es que podríamos hacer algo distinto. Cuando terminemos la gira en Noviembre, no creo que tardemos mucho en sacar nuevo material. No creo que saquemos un álbum durante mucho tiempo, pero sí lanzaremos alguna cosa nueva bien online o de otro modo inusual.

Hay algunas restricciones con el álbum y el single; me gustaría hacer algunas cosas que no encajan ahÌ. Estoy trabajando en algo a medio camino entre la música clásica y el rock, pero creo que encontraré la manera de que resulte de buen gusto, quizá con una orquesta. Quiero encontrar un equilibrio para que no suene irrisorio… Seguro que acabamos haciendo otro álbum!

Wembley es el show más grande que hemos hecho jamás, pero al mismo tiempo me gusta su minimalismo. No me gusta ser excesivo con los escenarios y esas cosas, porque en el futuro haremos eso y tendremos otros músicos. Pero este verano me gusta lo romántico de los “pequeños” tres chicos en el enorme escenario.

El batería Dom Howard nos habla de las otras bandas que se unirán a Muse en Wembley.

“Supermassive” cartel de teloneros
El batería Dom Howard nos habla de las otras bandas que se unir·n a Muse en Wembley.
Rodrigo y Gabriela

“Me encontré un video de ellos en Youtube, tocando en algún festival español, en una carpa con 6.000 personas bailando alrededor de dos personas con unas guitarras con cuerdas de nailon. Increíble! Versionean canciones de otros también, pero en ese estilo. Me encanta ese tipo de música, esa guitarra flamenca ha sido definitivamente una influencia en nuestra música. Solíamos tocar mucho en estilo flamenco, especialmente en el primer disco. Ser· algo bonito para escuchar de dÌa”.

We Are Scientists (que al final no tocaron)

“Les conocimos en Nueva York. Me encantan también. Una gran banda de tres miembros. Es increíble lo divertidos que son, pero la gente no deberÌa olvidar que son también un gran grupo con canciones fantásticas. Y podemos esperar algunos gags después del concierto!”

The Streets

“Hemos hecho muchos, muchos conciertos con The Streets en estos años, y pasamos mucho tiempo con estos chicos este año en el Big Day Out en Australia. Les veÌa desde un lado del escenario en Reading el año pasado y pensé que eran fantásticos. Es tan divertido cuando tocan en directo, con toda esa interacción que tienen con el público”.

Biffy Clyro

“Siempre me han gustado; siempre me gustaron los grupos de tres miembros. Aparentemente su álbum está lleno de canciones pop, pero ese nuevo single que tienen, con todas esas cuerdas, es increíble; ese tipo de arreglos con cuerdas en ese estilo de canción rockera no es típico. Se meten en nuevas ·reas. Y el batería canta! Se han tomado su tiempo, como hicimos nosotros, pero parece que ahora están creciendo de verdad”.

My Chemical Romance

“Han cogido un estilo de música que probablemente piensas que hacen, y lo están llevando a un terreno realmente expresivo, épico. Suena muy Queen y eso me encanta. Hay algo de Queen en lo que hacemos nosotros, también, así que oírlo ha hecho que aprecie su música mucho más. Su directo es genial; ponen mucha energía en su actuación”.
Primicia: qué esperar este fin de semana en Wembley
“Es como un Lego gigantesco”, explica el manager de producción Chris Vaughan, que es el encargado de recoger las ideas de Muse y montarlo todo en un estadio de fútbol a tiempo. “Fuimos a un pueblo de Europa y construimos el escenario para comprobar que funcionaba. Debe haber parecido como si los marcianos hubieran aterrizado allí!”

Como la banda, el escenario de Wembley traspasará tantos límites como sea posible.

“Confiamos mucho en la tecnología”, dice Vaughan. “Tenemos una pantalla de video nueva por la que puede pasar el viento! Todo lo que hacemos requiere estar rodeado de grúas de 120 toneladas, y luego añadimos los instrumentos, el equipo, y entonces llegan ellos”.

Con Muse, muy interesados en hacer sus conciertos en Wembley lo más vacíos y espectaculares posible -Matt dijo a NME que le gustaría saltar al vacío desde el nuevo arco del estadio, pero que Sanidad y Seguridad probablemente se lo impedirían- Vaughan admitió que vió su trabajo “capado” al hacer realidad sus visiones, pero se han acercado.

“Intentas entregar el show que quieren los artistas”, explicó. “Es muy fácil si permites que el proceso artístico se vea comprometido por los presupuestos, y entonces obtendrás un espectáculo aburridísimo. Los grandes conciertos salen de ideas disparatadas, es divertido y único trabajar con artistas que llegan con ideas y que conocen el equipo y la logística. Muse son una auténtica banda de rock con su propia dinámica”.

Vaughan confía en que todo estará listo a tiempo para el sábado.

“Nos lleva cuatro días. Hay un equipo de gira de 70 personas, 100 locales, 32 camiones, tres grúas y generadores. Empezaremos el martes por la mañana y pasaremos dos días montando el escenario, luego otro dÌa con la iluminación, la pirotecnia y los efectos especiales. Y el sábado es la noche del show”, explicó.

“Siempre que cualquier banda hace un espectáculo como este, la adrenalina se dispara, las ideas empiezan a fluir. Quieren hacerlo muy especial”.

Muse: de la educación a la absolución

1994-1999. Después de conocerse en el colegio, Matt Bellamy, Dominic Howard y Chris Wolstenholme forman un grupo. Conocidos como Gothic Plague, Carnage Mayhem, Fixed Penalty y The Rocket Babydolls, finalmente se establecen como Muse.

1998. Muse EP

1999. Muscle Museum EP. Muse firman con la nueva compañía de producción musical y discográfica Taste Media. El sello de Madonna, Maverick, ficha a Muse en Estados Unidos. Las partes romperán antes del lanzamiento de Origin of Symmetry. El 4 de Octubre sale el álbum de debut Showbiz.

2000. Muse ganan su primer premio NME al Mejor Artista Revelación.

2001. El 18 de Junio Muse dan un salto enorme con el lanzamiento de su segundo álbum, Origin of Symmetry. La banda gana 500.000 libras en daños y perjuicios por parte de Nestlé, que usó su cover de Feeling Good para un anuncio de café a pesar de que la banda les negara el permiso.

2002. El 1 de Julio sale el disco multimedia Hullabaloo Soundtrack, que incluye versiones alternativas de canciones, un documental y una grabación en directo del concierto del año anterior en Le Zenith, París.

2003. En Julio Muse se abren camino con el lanzamiento del primer single de su nuevo álbum, Stockholm Syndrome, sólo disponible en descarga, poco antes de sacar el single Time Is Running Out a gran escala. El 22 de Septiembre el tercer álbum, Absolution, producido por Rich Costey.

2004. El 27 de Junio Muse tocan “el mejor concierto de sus vidas” como cabezas de cartel en Glastonbury. Pero el día termina en tragedia cuando el padre de Dom Howard sufre un colapso y muere en el lugar momentos después de la actuación.

2005. Muse ganan su primer Brit Award como Mejor Directo Británico. Se unen a la gira Curiosa de The Cure en Estados Unidos junto con Interpol, Mogwai y Auf Der Maur. Durante un partido de fútbol con The Cooper Temple Clause, Chris Wolstenholme se rompe la muñeca (*). Para salvar su concierto en el V Festival, ensayan con el bajista de The Streets, que actualmente sigue como cuarto miembro.

(*) en realidad esto ocurrió en 2004

2006. El 3 de Julio sale Black Holes & Revelations, después de que la banda consiga su mayor éxito en el Reino Unido hasta la fecha con Supermassive Black Hole. En agosto Muse encabezan el cartel del Carling Weekend: festivales de Reading y Leeds.

2007. El 1 de Marzo Muse ganan el ShockWaves NME Award como Mejor Banda Británica una semana después de ganar (otro) Mejor Directo en los Brits.

El Libro de las Revelaciones:
Lo que Muse nos han enseñado

Cómo lavar el cerebro a otra persona

Matt: El último libro que leí se llamaba Brainwashing: The Science of Thought Control (Lavado de Cerebro: La Ciencia del Control de la Mente). Aprendí a lavar el cerebro a la gente, lo cual es muy útil si quieres usarlo, pero tienes que utilizar métodos bastante radicales. Empieza con un “control del entorno”, en el que controlas las influencias externas de la persona, y termina usando el castigo físico. Es bastante siniestro…

Leer el diccionario

¿Pensabas que Muscle Museum era alguna alocada fantasía conspirativa por la que los órganos del gobierno coleccionan carne? Piénsatelo otra vez. Esas son, simplemente, las palabras que se encuentran antes y después de “muse” en la mayoría de los diccionarios.

Cómo pasárselo en grande en un castillo hinchable

El otoño pasado en la gira americana con The Like vimos a Muse proponer una nueva manera de pasar el tiempo libre: alquilar un castillo hinchable en el desierto de Las Vegas. La bajista de The Like, Charlotte Froom, recuerda: “Estábamos todos en este castillo hinchable, disfrazados de alienígenas. Compramos serpentina y estábamos en plan… vamos a hacer una nueva rave! Fue divertidísimo. Luego empezamos una sesión de espiritismo en el castillo hinchable…”

Cómo apañárselas en un secuestro

Muse llamaron a su canción Stockholm Syndrome a partir de la respuesta psicológica que se da en un secuestro en el que el cautivo se enamora de su captor.

Cómo tratar a los gritones

Cuando falló la electricidad en uno de los primeros conciertos de Absolution en París, la banda cogió toda la bebida del camerino y la pasaron por todo el alborotado público. “Fue para que dejaran de gritar, ‘Tocad acústico!'”, dice Matt sacudiéndose.

La (posible) existencia de vida en Marte

Knights of Cydonia se llama así por la región Cydonia Mensae de Marte, en el hemisferio norte del planeta. Algunos planetólogos creen que una vez fue una zona costera, lo cual implica que hubo agua, y también, posiblemente, vida.

No se permite simular explosiones en medio de la multitud

“En Wembley quería poner una bobina de Tesla gigante, una de esas cosas que disparan rayos, en medio del público, rodeada por una valla”, dice Matt. “Quería simular un estallido de electricidad, y nosotros apareciendo en una nube de humo. Pero no nos dejaron hacerlo. Tampoco nos permitieron volar en dirigibles, por si explotaban.

En la guerra, Hadouken!, Hadouken! son los buenos

“No sé cómo llamarías a ese tipo de música”, revela Bellamy sobre los demonios fluorescentes, “pero hacen sampling extremo. Algunas de esas cosas son realmente interesantes. Me gusta mucho”.

0 3